numero de visitas

domingo, 7 de noviembre de 2010

JOSELILLO Y ARGELON



Siempre he dicho que los toreros que hay que valorar por sus esfuerzos, son aquellos quienes dan más de lo que saben o lo dan todo, aunque no sea lo correcto en cuanto a el arte de torear se refiera. Joselillo es una de estos casos. Es un torero que lo da todo guste o no guste hace lo que puede y ante unos toros de mucho cuidado. Muchas veces su toreo tiene emoción, y es lógico con el ganado al que enfrenta siempre trasmite y tiene toda su importancia. Pongamos un ejemplo aquella faena emocionante faena en Pamplona en el 2009, y eso que venia de una grave cojida en Cenicientos. Este año se llevo la cornada de la feria con un toro muy poderoso de la prestigiosa ganadería de Dolores Aguirre. El toro cuyo nombre era Argelón lidiado en sexto lugar en la plaza de toros de Madrid en pleno San Isidro. Fue un toro encastado, con sentido y mucho poder ( lo contrario de lo que torean los figurines). Fue este un toro que no es que derribara al montado, sino que le empotro en las tablas y nada más y nada menos que dos veces, realizando un emocionante tercio de varas. Llego a la muleta enterito y Joselillo aunque fue erróneo ponerse bonito con este vendaval de poderío, que simplemente el morlaco tenia mas fuerza que toda la ASQUEROSA ganaderia de Juan Pedro Domecq. En vez de someterle por bajo, el matador tuvo la valentía intentar sacar un pase como si se tratara de uno de esos borregos que torea Ponce o Morante. Y Argelón no tuvo piedad de el propinándole una cornada cuando el torero dejo el cuerpo al descubierto. Así es la casta y así es el poder de los toros y el valor de estos toreros al aguantar las acometidas de los toros verdaderos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario