numero de visitas

martes, 30 de marzo de 2010

MIREN Y COMPAREN ( LAS SIETE DIFERENCIAS)





Foto de arriba: novillo de alcurrucen lidiado en la plaza de el Tiemblo

Foto de abajo: novillo de Guadalmena lidiado en la plaza de Calasparra, de tercera, durante la última feria de la muy noble y muy leal villa del arroz.
Fijaros, en los dos pueblos son plazas de tercera, la diferencia esta en que en un sitio se cuida la presentacion y en el otro nos venden la moto diciendo que son novillos y no llegan a becerros.Luego se justifican que nos meten una corrida de toros ( que deja mucho que hablar el estado en que vienen los animales). Corrida barata de los desechos de Fernando Peña y con una terna de matadores que solo viene a cobrar y a trabajar lo menos posible. Que verguenza!!!!!

lunes, 29 de marzo de 2010

ANECDOTAS DE FRASCUELO

Sucedió en Tolosa el 25 de junio de 1866.
Toros de don Raimundo Díaz para Salvador Sánchez “Frascuelo” y Antonio López “Cúchares de Córdoba”.
"Lidiándose el quinto toro, ocurrió este de todo punto extraordinario incidente.
Apurado el toro en la suerte de varas, como todos los lidiados en las tres corridas, había llegado a la muerte sumamente descompuesto. Salvador lo pinchó varias veces, y el animal fue a refugiarse en la querencia de un caballo muerto, donde se encastilló, tapándose y haciendo inútiles todos los esfuerzos del matador, que quería descabellar a su enemigo.
El animal se hallaba cerca de las tablas, enfrente del chiquero y al lado opuesto de éste. Cuando Frascuelo bregaba como un desesperado, oyese de pronto un estrépito en la plaza y un grito de terror lanzado por todo el público. El sexto toro había hecho saltar la puerta del toril y presentándose en el redondel inopinadamente.
Frascuelo, que, como dije antes, estaba de espaldas al chiquero, y echando los bofes para rematar al quinto, volviose como un rayo al oír el clamor de la concurrencia y se encontró con el sexto toro en la plaza.
El animal había rebotado por encima de la barrera, que hizo trizas al salir. Se revolvió contra ella, y, rehecho en seguida, dio media vuelta, quedando engallado y con la vista fija en el otro extremo del ruedo donde se hallaba Salvador, tratando de descabellar al quinto.
La ansiedad de los espectadores en aquel momento fue indescriptible, y el cuadro que la plaza presentaba, de lo más imponente que pueda imaginarse el lector.
En un extremo del redondel, un caballo muerto y una res moribunda; en el otro extremo, un montón de madera, y a los pocos pasos, un toro lleno de vida, cuadrado en el suelo, levantada la cabeza, con las defensas erguidas, estremeciéndose de bravura, fiero, encampanado, pidiendo pelea, en esa actitud salvaje y noble a la vez, que convierte a un toro lleno de sangre, de gallardía y de alientos, en el animal más hermoso de la creación.
Y entre el moribundo y el vivo, entre la fiera que agonizaba y la que acababa de pisar la arena, hallábase un chiquillo de veintiún años, a quien se dirigieron con angustiosa ansiedad todas las miradas.
Allí no cabía vacilación; allí no era posible la duda; había que resolver el problema inmediatamente; había que apagar de una manera o de otra aquella inmensa emoción que comprimía todos los pechos.
Frascuelo no tuvo ni un segundo de incertidumbre. En cuanto vio al sexto toro engallado a poca distancia del chiquero, se dirigió Salvador resueltamente hasta los medios, y allí, con una temeridad increíble, flameó la muleta repetidas veces.
El animal se embebió por de pronto, como aturdido por aquel desafío inverosímil, pero desengañado al instante, engreído por los reflejos rojos que a su vista flotaban en son de audacísimo reto, partió como un rayo hacia Salvador.
El espantoso grito que se dejó oír entonces en la plaza fue aún mayor que el que se escuchó al presentarse en ella el toro. Frascuelo lo esperó a pie firme; lo dejó llegar a jurisdicción; le marcó la salida como se marca en las banderillas al quiebro; enmendó con velocidad asombrosa el terreno, al cargar la suerte, y metió y sacó instantáneamente el estoque.
La velocidad adquirida por el toro hizo su muerte tan repentina, que al hundir el estoque Salvador, levantar las manos el animal y caer descompasadamente a los pies del matador, fue obra de un segundo.
Una exclamación de asombro y el eco de miles de frenéticos aplausos hirieron los aires.
Frascuelo, sereno, sin inmutarse a punto, vio caer al toro sexto, y se dirigió tranquilamente a rematar el quinto, lo cual consiguió poco tiempo después.
Cuando cayó la res, el matador se vio rodeado de una apiñada muchedumbre que lo cogió al aire y lo llevó triunfante a la fonda."

Antonio Peña y Goñi.

viernes, 26 de marzo de 2010

TODOS CONTRA EL FRAUDE






FIJAROS EN SUS ASTAS,, ESTO ES DE VERGUENZA(NI SON TOROS NI LOS QUE LOS TOREAN TOREROS) NO AL FRAUDE

martes, 23 de marzo de 2010

LA SERIA NOVILLADA EN MADRID EL PASADO DOMINGO







NTERESANTE NOVILLADA EN LAS VENTAS.


Bueno, pues gracias a mi corresponsal en Las Ventas, les dejo la crónica de hoy.
IMPECABLE como siempre y gracias a mi buen amigo J.Carlos.

Tras el fiasco de ayer con los novillos franceses de Virgen María, hoy los aficionados hemos disfrutado con los de Torres Gallego, de procedencia Nuñez y Núñez del Cuvillo. Esta ganadería ha venido, in extremis, a sustituir a la de Nazario Ibáñez por no pasar el reconocimiento varios de los novillos. En este ocasión hemos de felicitar a la empresa por la elección y pedimos que, dado el juego desplegado esta tarde en el ruedo, esta ganadería sea repetida el año que viene y, por qué no, este mismo año. ¡Menos “vírgenes” y más “gallegos”!

La novillada ha estado muy bien presentada, ¡ya quisieran haber visto en Fallas toros como estos novillos! La novillada ha sido mansa pero encastada, nada aburridos y que han mantenido fijos los ojos del aficionado en la plaza. Los novillos no pasaban de los 3 años y medio y tenían un cuajo que para sí quisieran muchos toros, todos ellos negros. Excepto el 4º y 6º, de 532 y 512 kgs. respectivamente, el resto de los novillos oscilaban entre los 450 del 2º y los 486 del 3º. Disparidad en cuanto al peso pero no así en cuanto a presencia, lo que demuestra una vez más que trapío no es igual a kilos.

La suerte de varas ha estado pésimamente ejecutada, cómo habrá sido la cosa que incluso el sector más crítico ha aplaudido a un picador por haber puesto dos varas “menos malas” que las demás. ¡Con qué poquito nos estamos conformando! Cabe dar un toque de atención muy serio al novillero Esaú Fernández, no se puede permanecer impasible mientras, literalmente, se asesinó al tercero de la tarde, haciéndole todas las perrerías habidas y por haber y haciéndole sangrar desmesuradamente. El público se ha encarado con el picador, pero se ha de tener en cuenta que el que dirige la lidia y manda es el novillero, el otro es el empleado, es decir, al que le mandan.

Javier Herrero, quien el año pasado compareciera tres veces en el ruedo venteño, estuvo valiente. Ahora bien, la valentía no tiene por qué llevar implícito el adjetivo de “irracional”, la valentía tiene que tener su punto de cordura, es decir, una valentía al servicio de la inteligencia, de la utilidad y de la buena lidia. Herrero en ocasiones atropella la razón y eso no es bueno, varios sustos se ha llevado hoy y el Otoño pasado, además se fue a casa con una cornada de regalo. Herrero debe reflexionar, estar en novillero y con ganas es algo con lo que los aficionados estamos muy contentos pero debe mejorar su técnica y ser valiente cuando debe serlo. Un toro debe ser bien lidiado para que llegue mejor al último tercio y, ahí sí, colocarse en su sitio, echar la pata p’alante, embarcar al animal y rematarlo adecuadamente para poder ligar los subsiguientes muletazos. Su primero, de 476 kilos, manseó claramente en el primer tercio y mostró ciertas dificultades por ambos pitones. Destacó Venturita en sendos pares de banderillas. El novillo iba bien de largo y Herrero lo saca a los medios, la primera tanda fue algo sucia y agravó aún más la condición cabeceadora del novillo. A partir de ahí, se dedicó a acortar distancias y a torear algo descolocado, lo cual hizo que el novillo fuera a peor. Entre tanto, el novillero aguantó lo indecible, sobre todo al final por un pitón derecho que se tornó imposible y se convirtió en una navaja que ya quisiera para sí el mismísimo Curro Jiménez. No le quedó otro remedio que aliviarse a la hora de matar y recetar a Fronterizo una entera caída. Entiendo que una buena lidia y un mejor entendimiento de la condición del toro habrían ahorrado a este valiente novillero varios sustos y hubiera hecho que luciera mejor. Herrero saludó y el novillo tuvo división de opiniones.

El cuarto de la tarde, Buen Mozo, hizo honor a su nombre ¡Vaya pavo de 532 kilos! Manseó en varas y también se dolió en banderillas (como casi todos sus hermanos). De nuevo se cometió otro error con un novillo que iba con la cara alta, se le dieron muchos capotazos por alto y el novillo, que no era tonto, aprendió. El novillo pedía y demostró que acudía franco cuando se le daba distancia (se la dio sólo al principio) pero unos muletazos muy enganchados y sin rematarlos adecuadamente precedieron a la muerte de este mozo, tras dos avisos y un sainete con la espada en la que se incluyeron un metisaca muy bajo, varios pinchazos, una entera y descabello antes de que el toro doblara. Silencio para ambos. Lo bueno, estuvo en novillero pero a sus 25 años debe exhibir una mayor capacidad técnica y lidiadora. Por mi parte, le espero ver de nuevo, es de los que se lo merece.

Cristian Escribano toreó a Fantasma, 450 en la báscula. El animal, algo flojo, cumplió en la primera vara y tras una caída, se le simuló la suerte en la segunda. Bien Antoñares en la brega y se desmonteró Jesús Alonso en banderillas. El novillero no asentó los pies sobre el albero y estuvo exento de mando. El animal se comportó de manera muy noble, perdonando a Escribano en alguna ocasión en la que quedó al descubierto. Al final de la faena, se puso encimista y el novillo protestó algo. Mató en la suerte natural de estocada caída y algo atravesada. Saludos del novillero y palmas para el novillo.

El quinto, Andaluz, de 469 kilos, lucía un trapío digno de Las Ventas. Tras unas verónicas descargando la suerte, se le llevó al caballo y el andaluz no quiso emplearse a fondo. El novillo acudió a la suerte de varas y al segundo tercio prácticamente sin haber sido parado, lo que propició que un buen subalterno como Antoñares no pudiera lucirse en el primer par, si bien puso un segundo par digno. Andaluz iba de largo, con prontitud y alegría. Tras un inicio por estatuarios, lo saca a los medios y le cita en largo. Escribano estuvo bien en la segunda tanda por el pitón derecho, aguantando mucho, aunque por debajo del animal, le faltó bajar más la mano. Según iba avanzando la faena, el joven fue acortando distancias y eso hizo que el novillo tardease más pero, cuando le daba un respiro y se cruzaba un poco, no tardaba en acudir galopando al engaño. Cristian alargó en exceso la faena y lo acusó a la hora de matar, lo intentó en la suerte natural con un pinchazo y un horrible bajonazo como colofón. Vuelta al ruedo y ovación en el arrastre para Andaluz.

Esaú Fernández venía de ser el triunfador del Zapato de Oro de Arnedo, espero que en aquella ocasión estuviera mejor que en Madrid. No seré reiterativo en el horrendo espectáculo cometido en varas sobre Dadivoso, 486 kilos. El toro mostró casta en el último tercio, acudiendo de largo con franquía. El de Camas anduvo despegado, fuera de cacho y realizando un toreo netamente periférico. Mediada la faena se decidió a ponerse muy encimista y tirar de pico, lo que hizo que un toro falto de fuerzas y con varias caídas a sus espaldas (la dichosa suerte de varas…) protestase. El sevillano se llevó una pitada del respetable, no tanto al final sino más bien en plena faena.

Recibió al sexto, Faraón, de 507 en la romana, con unas verónicas vulgares. Intentando resarcir el desaguisado del tercero, éste no fue picado y se quedó crudito. Faena sucia, despegada y con defectos de colocación, le llevaron a estar por debajo del novillo y a un estado de desesperación tal que no sabía cómo meterle mano.

Tarde interesante, merecen repetir los de Torres Gallego, Cristian Escribano y Javier Herrero, pero sin atropellar la razón. Por cierto ¡Gracias Taurodelta! (nunca pensé que iba a escribir estas palabras).

domingo, 21 de marzo de 2010

LOS VERAGUAS DE 1867

[escanear0001.jpg]

PRIETO DE LA CAL LOS ULTIMOS VERAGUAS




Prieto de la Cal: los últimos veraguas



















Origen y procedencia. Don Tomás Prieto de la Cal forma su ganadería en 1945 por al compra de la ganaderia de Doña Emilia Mejía esposa del matador de toros Marcial Lalanda. Esta ganaderia en sus origenes estaba formadas por reses de Miura y Parladé y sementales de Tamarón. En ese mismo año don Tomás elimina toda esta procedencia y añade reses de José Enrique Calderón oriundas de Veragua, por provenir de la parte de Salvador Domecq que heredo de su padre Juan Padro Domecq Nuñez de Villvicencio puras de Veragua.
El Toro de Prieto de la Cal. Se tratan de toros de talla media, no muy altos, armonicos, mosculados, generalmente aleonados y con la piel gruesa, como es característicos en los vacunos originarios de la Casta vazqueña.
Sus encornaduras no suelen ser muy agresivas, ni alcanzan un grado de desarrollo grande, predominando los ejemplares cornianchos, brochos, o corniapretados. Igualmente suelen abundar los astisucios y astiacaramelados. La cabeza es de tamaño medio y en ella destaca la viveza y el tamaño de sus ojos, así como la condición de foscos que exhiben muchos de ellos. Las orejas son pequeñas y muy móviles y el morro ancho y brillante.
El cuello tiene una longitud media, algo menor que de la mayoría de los ejemplares de la raza pertenecientes a líneas ganaderas más modernas o que han alcanzado mayor grado de evolución. El morrillo, ampliamente musculado, resulta prominente y la papada ofrece un discreto grado de desarrollo. El torax es ancho y la línea dorso-lumbar recta o un poco ensillada, mientras que el vientre es curvado y algo prominente. La grupa aparece redondea y musculosa, las extremidades son cortas y un poco anchas, y la cola es larga, más bien gruesa y con el borlón bastante poblado.
La ganadería es variada de pelajes, con claro predominio de los jaboneros. Dentro de la gama de capas jaboneras se aprecian ejemplares albahíos, jaboneros claros y sucios, además de barrosos e incluso perlinos. La segunda pinta en abundacia es la negra y con menor grado de frececuencia aparecen reses coloradas, melocotonas y berrendas aparejadas ( en negro, en jabonero, en colorado y en cárdeno).
El habitat. Saliendo de Niebla hacia la Huelva, se llega unos kilómetros más adelante hasta la cancela de La Ruiza, estamos a orillas del río Tinto, enfrente de El Rocío. Es la tierra de los toros de Prieto de la Cal.
El camino se introduce, a mano izquierda, aproximandose hacia la rivera del Tinto. Entre campos de trigo y cerrados de ganado, se llega a la gran explanada de aceso al conjunto de edificaciones del cortijo de La Ruiza. Al otro lado de la explanada, un pequeño bosque de palmeras y eucaliptos ofrece sombra al embarcadero y los corrales de manejo.
La mayor parte de La Ruiza está dedicada al cultivo de cereales, mientras que las tierras que estan junto al rio, al no ser agricolamente rentables, se dedican a la ganadería. Vacas y becerros, erales y utreros aprovechan desde junio hasta octubre las muy abundantes rastrojeras que deja la cosecha; en invierno se les da sobre todo pienso, y entre febrero y junio están metidos en cerrados de verde champurro.

sábado, 20 de marzo de 2010

miércoles, 17 de marzo de 2010

SOBRE LA SEMI-CORRIDA DE AYER EN VALENCIA, LOS SEMITOREROS EL JULY Y PONCE!! VAYA DOS!!!


Y NO SE LES CAERA LA CARA DE VERGUENZA( TOREAR TOROS DESMICHAOS Y LLAMARSE FIGURAS) VAYA DOS PERSONAJES. PINCHEN SOBRE LA FOTO Y FIJENSE EN EL PITON IZQUIERDO

Copio a Andrés Verdeguer:
El encierro de Zalduendo fue impresentable. Sin cara ni trapío y sospechoso a más no poder. Indigno para cualquier plaza de primera, València incluida. Sólo le salvó una ligera puntita de casta que vino a aportar algo en alguno de los toros y a rellenar el vacío sobre el que se desarrolló el paripé
-Copio del blog División de Opiniones:
Toros (mejor toritos) de Zalduendo con los 4 años recien cumplidos, el 5º era de este mes, se notaba en las caritas infantiles, muy sospechosos de pitones el 4º y el 6º; muy justos de fuerzas, asisitiendo a un simulacro de tercio de varas, exceptuando el 5º; comportamiento pastueño hasta límites que rozan la sosería como 1º y 4º, colaboracionista como 2º, 3º y 6º, pero siempre hay errores en las mezclas de los alquimistas modernos del toro al servicio de las figuras, ese garbanzo fue el 5º un manso que arreaba hacia los adentros, cortaba por los dos pitones con un pitón derecho imposible, además de cabecear pero al que se le recitó de lo lindo en el caballo, cosa rara en un tarde en que los picadores sólo señalaron. 
----------
Foto: Andrés Verdeguer
Nota: frente a ellos el "importante" Juli y la "mente privilegiada" de Ponce
Nota: El empresario de Valencia es el "profeta en el conjunto del mundo taurino internacional

domingo, 14 de marzo de 2010

LOS ULTIMOS VERAGUAS


LOS ULTIMOS VERAGUAS ( GANADERIA  DE PRIETO DE LA CAL) MUY INTERESANTE EN LA SUERTE DE VARAS

sábado, 6 de marzo de 2010

QUE TOME NOTA EL AYTO DE EL TIEMBLO



Las declaraciones de Dña. Esperanza Aguirre , que no podemos menos de celebrar por nuestro completo acuerdo, ofrecen una ocasión inmejorable para reiterar nuestra consideración de la Fiesta como Bien Cultural que conlleva las siguientes consecuencia.

1º. La ordenación Fiesta ha de basarse en la casta del toro , la defensa de su integridad y la persecución del fraude del afeitado, pues la emoción estética de la lidia es inseparable de la sensación de peligro latente en el ruedo.
2º El futuro de la Fiesta depende de la preservación de estos valores esenciales para lo cual se reclama una vez más la necesidad de contar con un marco institucional coherente y adecuado con su tratamiento como Bien Cultural.
3º Creemos llegado el momento de que en Madrid las competencias públicas taurinas se concentren en Servicios de orden cultural desde donde se ejerza una promoción y seguimiento de la Fiesta que garanticen los altos niveles de calidad exigibles a los espectáculos taurinos y un respeto a la autenticidad de la tradición y de la cultura popular.
4º Para la efectividad de esta aspiración entendemos que resulta esencial la participación preferente de los representantes de las asociaciones de los Aficionados taurinos en Comisiones de Gestión de las plazas públicas y en los órganos consultivos de la Comunidad de Madrid en materia taurina, superando el anquilosamiento y la inoperancia de la situación actual .
5 de marzo de 2010.