numero de visitas

domingo, 6 de octubre de 2013

Ferrera sorprende y puntú




Tarde rica en matices, variada aunque con altibajos. No rompieron los toros de Adolfo, y menos en el caballo que fueron blandos y en su mayoría saliendo sueltos.  De buena presencia  exceptuando el tercero, y sexto  que anduvieron justos.
Tan solo contaremos cuatro puyazos de verdad por ocho picotazos sin apretar.  Toros adormilados y con poca transmisión exceptuando el primero que había que poderle por el izquierdo.
Ferrera, aunque criticado hay que reconocer que ha estado superior. Ha emocionado y ha tenido detalles de importancia. Fijémonos como ha improvisado el tercio de banderillas.  En su primero ha estado por lo alto en banderillas, bien con el capote y con gracia. Faena de mala colocación y en los medios teniendo que cerrarle un poco al ver que en las afueras se le podía echar a los lomos.
Con su segundo, magistral y con valor al poderle en los medios con el capote. Con garbosas chicuelinas y ojo con esos quites que hace muchísimos años que no se ven (sacar al toro del caballo y hacer el quite). Gracias Ferrera. Faena con detalles y algún que otro muletazo. Oreja con protestas.
Javier Castaño, ausente y fuera de sitio. Apático que de no ser por su cuadrilla pondríamos en duda si estuviera en esta feria. Torería a caballo protagonizada por Tito Sandoval que no estuvo acertado y magistrales pares de banderillas de Fernando Sánchez y David Adalid con un recital de lidia de Marcos Galán.
Ivan Fandiño baja de posición, esperábamos más de él pero no fue su tarde. Muletazos a media altura y faenas fuera de sitio. Mal con los aceros.
Buen ambiente en la plaza, con sus respectivas controversias. Espectaculares mujeres elegantes y de buena planta. Destaquemos una hermosa morena de gran trapio.

sábado, 5 de octubre de 2013

tarde apatica de los del puerto

Mala corrida y sobre todo apatica. Sin transmitir y sin emocionar, saliendo todos sueltos en sus ocho puyazos de verdad. No fue la tarde de Aguilar, que estuvo aturullado y con toreo espatarrado. Voluntarioso estuvo Adame reciviendo una buen batacazo que no pudo salir de la enfermeria. Faena aburrida o mejor dicho vulgar pegapases es este Jimenez Fortes. Que ni tan siquiera nos dejo ver al picado Tito Sandoval.

EL CID, REVIENTA MADRID



De buena estampa salieron los toros de Victoriano del Rio y de Cortes (su segundo hierro) destacando el cornalón cuarto. Blandos en el hierro tres varas de verdad por ocho picotazos.
Blando el primero, flojo el segundo, tercero cuarto y quinto nobles toreables y un sexto manso reservón.
 Qué cosas tan raras tiene la tauromaquia, esperábamos a Fandiño y el Cid revienta la plaza.    ¿Es parecer mío o son cosas del monopolio figurero, que cuando se anuncian los de primera siempre hay peros con los toros y cuando vienen los gustos de a la afición el problema se soluciona?
A la vista está que si, y si no fijaros el corridon que ha traído el amigo Victoriano.
Fandiño ha sido voluntad  y por quites hay esta. Pero parece ser que la pelea que tenía ganada ha ultima hora el Cid dijo; aquí estoy yo.
Sebastian Ritter, tiene cierto estilo, pero queda mucho por madurar. Estuvo airoso con su primero que rápidamente se vino abajo y con su segundo no transmitió.
Fandiño tuvo detalles que le honrra  con una faena de altibajos y una buena estocada. Que le valió una oreja con ligeras protestas. Con su segundo estuvo ausente, después de la lección de torería del Cid, mata con una media.

El Cid,  ausente,  sin encontrar el sitio, pitado, protestado y sin cuajar su faena.  Dio la vuelta a la tortilla cuajando una de sus mejores faenas a un ejemplar con unas terroríficas defensas.  Faena de bella perfección, con toreo derecho (como gusta en Madrid) ,brazos caidos y muñecas rotas. Tan solo bastó una tanda y un natural de cartel para poner toda la plaza en pie. Mal con los haceros pero la cosa hay quedo, para el que venga detrás arreee…


jueves, 3 de octubre de 2013

Feria de Otoño; Novilla con matices con HORROROSOS novilleros.



Parecía que la novillada del Ventorrillo iba a la deriva, pero a última hora nos dio un respiro de aire fresco con el encastado novillo de nombre Aviador.
Mal en el caballo, que bien acertado estuvo el presidente Trinidad  dando la orden de que se cumpliera la suerte y no pareciera un mero trámite.  Tan solo tres puyazos se pudieron contar por diez picotazos, saliendo en la mayoría todos sueltos a excepción del sexto.
De pena los novilleros, que futuro más prospero tendrán vendiendo sartenes que en el mundo de los toros.
Javier Jiménez, ni oficio ni beneficio. Toreando de feas formas, espàtarrado y enviando al novillo hacia la buena esperanza. Ni en su primero ni en su segundo, metiendo pico y muleta arriba. Eso si metiendo dos buenas estocadas. Saludos con protestas en su segundo.
Diego Fernandez, más de lo mismo aunque con mejores formas. Con la izquierda cita fuera y al relance y pasándolo lo más lejos posible. Saludos por su cuenta.
De pena estuvo Juan Ortega, mal en su primero y horroroso en su segundo que bien se vio la precariedad de su oficio ante un hermoso y encastado animal que se le despido con unas hermosas palmas.
Buenos pares de Miguel Martin.

miércoles, 2 de octubre de 2013

Corrida concurso en Madrid.




No es de sabios de la tauromaquia, comprobar que las corridas, o novilladas concurso de ganaderías es fracaso anunciado por mucho que nos empeñemos. Ni viene bien para el aficionado ni viene bien para el ganadero, a no ser de que se con firme decisión restaurar dicha suerte.
Con un mínimo gesto en el cual se pudiera aligerar notablemente los jacos, todo daría la vuelta.  Lo que no es de recibo es poner armatostes con semejante  coraza, pareciendo aquello  la batalla de Lepanto  con el séptimo de caballería.
Seis hermosos novillos de Juan Luis Fraile, Sanchez Cobaleda, Moreno Silva, Manuel Quintas, Paloma Sanchez y la Interrogación.
Aplaudidos de salida el cuarto que fue brutal mente asesinado por el picador David Prados que se llevo una sonora bronca por el respetable.
No cumplió el ganado y más bien flojeo aunque tomaron diez varas de verdad sin emplearse en la mayoría por cuatro picotazos.
Destacaremos el primero de Fraile y el sexto de la interrogación que resultaron más encastados aunque sin romper.
Mal por los novilleros que apenas les queda futuro en esta dura profesión.
Pajares no arriesga, no se compromete y anda siempre en el alivio. Mal con su primero, y peor con su segundo, que lo dejo masacrar en varas.
Jesús Fernández peco de mala colocación, siendo cogido sin consecuencias, y sin lucimiento en el  segundo que resulto manso.
Peor lo tuvo Alberto Escobar que abuso del pico en su primero y sin entender el último ocultándonos el novillo en toda regla.
Bien por la afición que defendió con orgullo el orden de la lidia.