numero de visitas

miércoles, 2 de octubre de 2013

Corrida concurso en Madrid.




No es de sabios de la tauromaquia, comprobar que las corridas, o novilladas concurso de ganaderías es fracaso anunciado por mucho que nos empeñemos. Ni viene bien para el aficionado ni viene bien para el ganadero, a no ser de que se con firme decisión restaurar dicha suerte.
Con un mínimo gesto en el cual se pudiera aligerar notablemente los jacos, todo daría la vuelta.  Lo que no es de recibo es poner armatostes con semejante  coraza, pareciendo aquello  la batalla de Lepanto  con el séptimo de caballería.
Seis hermosos novillos de Juan Luis Fraile, Sanchez Cobaleda, Moreno Silva, Manuel Quintas, Paloma Sanchez y la Interrogación.
Aplaudidos de salida el cuarto que fue brutal mente asesinado por el picador David Prados que se llevo una sonora bronca por el respetable.
No cumplió el ganado y más bien flojeo aunque tomaron diez varas de verdad sin emplearse en la mayoría por cuatro picotazos.
Destacaremos el primero de Fraile y el sexto de la interrogación que resultaron más encastados aunque sin romper.
Mal por los novilleros que apenas les queda futuro en esta dura profesión.
Pajares no arriesga, no se compromete y anda siempre en el alivio. Mal con su primero, y peor con su segundo, que lo dejo masacrar en varas.
Jesús Fernández peco de mala colocación, siendo cogido sin consecuencias, y sin lucimiento en el  segundo que resulto manso.
Peor lo tuvo Alberto Escobar que abuso del pico en su primero y sin entender el último ocultándonos el novillo en toda regla.
Bien por la afición que defendió con orgullo el orden de la lidia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario