numero de visitas

jueves, 3 de octubre de 2013

Feria de Otoño; Novilla con matices con HORROROSOS novilleros.



Parecía que la novillada del Ventorrillo iba a la deriva, pero a última hora nos dio un respiro de aire fresco con el encastado novillo de nombre Aviador.
Mal en el caballo, que bien acertado estuvo el presidente Trinidad  dando la orden de que se cumpliera la suerte y no pareciera un mero trámite.  Tan solo tres puyazos se pudieron contar por diez picotazos, saliendo en la mayoría todos sueltos a excepción del sexto.
De pena los novilleros, que futuro más prospero tendrán vendiendo sartenes que en el mundo de los toros.
Javier Jiménez, ni oficio ni beneficio. Toreando de feas formas, espàtarrado y enviando al novillo hacia la buena esperanza. Ni en su primero ni en su segundo, metiendo pico y muleta arriba. Eso si metiendo dos buenas estocadas. Saludos con protestas en su segundo.
Diego Fernandez, más de lo mismo aunque con mejores formas. Con la izquierda cita fuera y al relance y pasándolo lo más lejos posible. Saludos por su cuenta.
De pena estuvo Juan Ortega, mal en su primero y horroroso en su segundo que bien se vio la precariedad de su oficio ante un hermoso y encastado animal que se le despido con unas hermosas palmas.
Buenos pares de Miguel Martin.

No hay comentarios:

Publicar un comentario