numero de visitas

martes, 23 de noviembre de 2010

Aficionados modernistas y aficionados integristas. (Por Vazqueño)




El aficionado a los toros es un personaje singular que no acude a las corridas como simple espectáculo o diversión, sino que hace de la asistencia a la plaza una mezcla de obligación morbosa y placer íntimo e intenso. Más que disfrutar sencillamente con las faenas de los toreros, goza con la representacion del arte de torear. En compensación por este gozo inefable que siente ante el toreo puro, cuando ve sus expectativas defraudadas no se aburre sino que es presa de la indignación.

Esta irascibilidad trufada de arrebato es común a las dos tipologías en las que se pueden dividir los aficionados, a saber: los modernistas y los integristas.

Para entendernos, podemos definir a los aficionados modernistas como los partidarios de la elegancia en las formas. Seguidores de algún torero, les importa menos el toro que la plástica del matador.

Los aficionados integristas recorren la historia de la fiesta pidiendo fuerza, trapío, edad y bravura a los toros y toreros que sean capaces de poderlos. Encuentran la belleza, más allá de la pura plástica, en la resolución del enfrentamiento entre toro y torero con riesgo y majeza. El enfrentamiento entre las fuerzas de la naturaleza y la cultura, que la fiesta de los toros representa, no encuentra sentido como espectáculo, sino en el dominio del animal íntegro por el torero héroe que le ha dado todas las ventajas que la tauromaquia permite, para crear belleza en la demostración del dominio del toro.

Los aficionados integristas han sido vitales para la evolución de la fiesta de los toros. Han defendido la belleza en el enfrentamiento con animales de respeto y han impedido que la fiesta se despeñe por el tentador camino de la disminución del toro como medio más fácil de promover triunfos de aparente relumbrón, aunque desprovistos de gloria.

Texto extraído del libro titulado Adiós, Madrid; escrito por Andrés de Miguel y José Ramón Márquez.

Despues de leer esto, yo me pregunto: ¿Los aficionados integristas hemos perdido definitivamente la batalla a cambio de la pantomima actual que promueve el mundo taurino? Salvo honrosas excepciones, parece ser que

2 comentarios:

  1. Ese libro me gustaria conseguirlo, sabes si aún esta en librerias o por internet se puede conseguir.

    ResponderEliminar
  2. Lo publica "ediciones la librería", editorial casi exclusiva de temática matritense. En la web seguro que lo consigues y si quieres ir en persona están en la calle Mayor nº 80. Si que tienen ejemplares porque hace bien poquito compré uno para regalar. El libro está muy bien, una vez leído paseas por Madrid de otra manera, es emocionante conocer los sitios donde vivían o alternaban los grandes de la Tauromaquia antigua, muy recomendable. Saludos.

    ResponderEliminar