numero de visitas

viernes, 24 de mayo de 2013

Jandilla un fiasco para la fiesta

Lo sucedido ayer en nuestro coso venteño,  no tiene justificación alguna. Cualquier persona sensata puede deducir que podríamos estar en un fraude nacional.Esto no tiene disimulo, ni por parte del empresario en contratar semejante ruina ganadera, como apoderados y veedores de los toreros. Certifiquemos que las figuras de hoy en día es todo un montaje, una mentira un simple teatro.

El hierro de Jandilla viene ligado al aburrimeinto, al desastre, a la farsa, a la enfermedad, a cualquier calificativo que desprecie cualquier ápice de vida animal.

Mal por los aficionados y el público por no haber suspendido la supuesta corrida de animales enfermos. Mal por el presidente por aceptar el impresentable y amorfo sobrero con dudosa cornamenta.  Y mal por los supuestos figuras por apuntarse a semejantes ruinas ganaderas.

Finito de Córdoba un torero de muy poco cache en Madrid, más bien podríamos tenerlo en un salón de baile, marcándose una buena pieza a lo alto de una silla. Quizás estemos en el hazmerreir de la fiesta, en una especie de Charlot a los español…. Pero en fin todo es agradecido para divertir al respetable.

Morante de La Puebla, el llamado a sustentar la afición, el arte sin toro, el toreo eterno con la cabra de Cantinflas, la pureza y el posible fraude combinados entre si .Que más quisiera yo que ver a este genio desperdiciado entre mares de mentira.

Miguel Ángel Perera, dentro de lo ilógico lo mas cabal de la terna. Eso si, practicandop el destoreo y el arrimón ante lo moribundo.

Puede quemar usted esta ganadería
 que si por la afición fuera,
buena ovación quedaría,
que al son de una buena lumbre,
como leña seca ardería.

Jandilla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario