numero de visitas

jueves, 30 de mayo de 2013

Hoy en Madrid; Toros, Toreros y Piacadores por TODO LO ALTO


Muy lejos queda esa puerta grande vacía de contenido, apática y solitaria. Muy lejos quedan esas  faenas cansinas de vulgares pegapases.  Y muy lejos quedan esa fiesta de marketing que nos quieren imponer.
Hoy señores tenemos la autenticidad de la fiesta, otra dimensión otra forma de entender nuestra amada fiesta de los toros. Combinación exacta de toros y toreros. Un golpe de motivación para el aficionado que carga sus pilas, luchando por la integridad de la fiesta.
Muy bien presentada la corrida del señor ganadero don Adolfo Martin salvo el segundo que fue más terciado.  Ovacionados primero y sexto. 
Falto algo más de movilidad y   bravura. Pero en líneas generales fue encastada y noble. Diez puyazos con dos tumbos en querencia.   Mejor toro el cuarto y sexto. Encastado y con sentido el quinto. Noble el primero, a la defensiva el segundo y el tercero noble toreable por el izquierdo a menos.
El detonante de esta gran fiesta fue  Ferrera que estuvo superior en casi todos los aspectos.   Muy lidiador colocándote los toros en el caballo y dejándote los ver,  puso tres pares asomándose al balcón y realizando verdaderos quites sacando el toro del caballo y con torería volverlos a colocar.
Muy interesante en su segundo toro con cierta inspiración, y muy atento toda la tarde. Oreja  meritoria y ovación sin protestas.
Alberto Aguilar estovo firme con sus dos toros, aguantando las malas intenciones de su segundo animal, llegándole a poner en apuros en más de una ocasión. Mal con los aceros. Colocación perfecta en sus dos toros, citando de frente y realizando una faena con la izquierda.
Javier Castaño nos ha mostrado otra versión de la fiesta. La autentica, la clásica. La  verdad de la tauromaquia.  Rodeado de una cuadrilla de auténticos profesionales,  la afición venteña ha degustado de lo más puro del sentido taurómaco.
Emotivos fueron los pares de banderillas de David Adalid y Fernando Sanchez en sus dos toros. Y superior fueron los picadores  Juan Carlos Sánchez y  sobre todo Tito Sandoval.
Con muchísima torería estuvo Javier Castaño ofreciendo la femoral y citando de frente, arrancando unos bellos naturales en la última intervención de la tarde.
Señores esto es la verdad de la tauromaquia, si quieren disfrutar de la fiesta, el sábado hay otra cita en Madrid, no se la pierdan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario