numero de visitas

martes, 15 de mayo de 2012

6 de abono (que venga la guardia civil)

FOTO SACADA DEL BLOG LARGA CAMBIADA
) Rayos endemoniados, serpientes de diez cabezas, lenguas de víboras rabiosas. Así despido el público de Madrid con ramilletes de almohadillazos, a una persona de comportamiento anómalo y patético. No vamos a dar las gracias al ganadero del Ventorrillo por lo que nos ha traído, pero ojo tampoco le vamos a crucificar. En primer lugar nos ha traído una corrida mansa en líneas generales pero con CASTA mucha CASTA y PODER. Ningún animal se ha caído, han peleado en el caballo, tenían sus querencias, sus terrenos, animales muy lejanos de esa nobleza que al espectador ya le empieza a cansar. Tomaron un total de 10 puyazos por dos tumbos, siendo dos de ellos de eterna duración. Destacaremos al toro de nombre Preso lidiado en cuarto lugar por Julio Aparicio. Perdonen mi atrevimiento pero resulta vergonzante que semejante personaje taurómaco llamado Julio Aparicio se presente en Madrid con más miedo que vergüenza pegando la espanta de la feria. Fíjense que desde los primeros inicios en su primer toro ya nos lo vino advirtiendo, y a si fue. Pero ojo que según mentes maquiavélicas los miedos no fueron por su primero, si no por el segundo. Un animal muy bien presentado y con ganas de guerra, claro Julito no es tonto y mando a la artillería pesada a ver si de un barrido lo fulminan. Tampoco anda muy librado Curro Diaz, que parece que solo existe en este mundo el toreo en redondo. ¿Y qué pasa con el toreo de PODER? ¿ QUE PASA CON LOS MACHETEOS Y LA LIDIA ANTIGUA? Eduardo Gallo tuvo esa actitud de querer mejorar, pero de conocimientos del toro cero patatero. Fijémonos en su primero como el bicho exigía colocación, avisando al diestro que se colocara. Aun a si saco algún derechazo decente. Con el segundo bicho un animal que ya le protesto por el izquierdo y con terrenos sin definir. Bien nos hubiera gustado a la afición venteña que hubiera salido como un gallo de pelea con la muleta en la izquierda y la de verdad en la derecha, mostrando que hay otro tipo de faenas para todos ariscos. Tarde entretenida en la cual ha pasado de todo, desde una espectacular bronca con almohadillas incluidas hasta el encastado cuarto, sin olvidar un caballo herido en el cuello y un buen par de Ángel Otero. Agradeciendo también un buen puyazo de Zambrano de ejecución perfecta, eso sí gracias a la lidia de Eduardo Gallo

2 comentarios:

  1. pues yo no estoy de acuerdo en lo de no crucificar al ganadero. La corrida ha sido un soberano petardo. La casta no la he visto por ningún lado, solo mala leche porque no querían saber nada de lo que pasaba en el ruedo. Y creo que ningún toro tenía terrenos, porque hubo varios que se lidiaron en diferentes terrenos y se comportaban igual en unos que en otros. Para mi, Gallo ha sido lo mejor de la tarde junto a los mencionados puyazos. Al menos no nos hemos aburrido :) Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. ¿casta y poder? yo no lo he visto en ningún toro.

    ResponderEliminar