numero de visitas

martes, 5 de abril de 2011

Sobre las prohibiciones desde la edad media a las de Cataluña


Son unos datos que he ido recojiendo sobre echos historicos. Si falta algo por completarlos, ruego que me disculpen y si no es mucho pedir que añadan para completar mas los datos.


CAPITULO I





El polémico tema de las prohibiciones en Cataluña no es nada nuevo en la historia de la tauromaquia. Partiendo de las citadas prohibiciones , se puede destacar las primeras que se dieron que fueron en la edad media por orden de la Iglesia, aunque refiriéndose concretamente a los perlados a través de una serie de partidas que prohibían a los miembros del clero a que participasen en las corridas de toros. Por lo cual más que prohibir, las corridas de toros la regula y prohibiendo a todos los miembros del clero a participar en las corridas de toros, por ser un espectáculo donde el toro bravo para ellos es un animal dañino, diabólico o un monstruo.
Debido al arraigo de este tipo de espectáculos en el pueblo español, las autoridades eclesiásticas no consideraron conveniente prohibir dichos espectáculos, limitando a los miembros del clero a prohibir su asistencia y participación en las corridas de toros.

Algunos de los miembros de la Iglesia hicieron caso omiso a dichas prohibiciones y no solamente asistieron a las corridas de toros, sino que también participaron en ellas.

Cuando se realizo el concilio de Trento por el avance del protestantismo, algunos obispos quisieron prohibir las corridas de toros, pero no llego a considerarse conveniente.

Felipe II acogió bien el concilio de Trento europeo y lo acepto sin censura alguna, aplicándolo en España. Se dictaron ocho concilios entre 1565 y 1566 haciendo mención uno de ellos a la no participación a las corridas de toros a gente del clero. Nos solamente prohibien en España, también la prohibiciones se trasladaron a las américas, concretamente en Perú.

No hay comentarios:

Publicar un comentario