numero de visitas

viernes, 1 de abril de 2011

LA PUYA


Según un buen aficionado y muy conocido por todos cuyo nombre no voy a dar, porque ,me parecería una falta de respeto poner dicho nombre sin sin permiso a este señor. Pero si voy a mostrar los datos que dicho caballero me aporto y me parecen de sumo interés:

La puya actual es capaz de hacer heridas de hasta 45-50 cm de profundidad -lo avalan estudios veterinarios diversos-, a pesar de que hasta la cruceta no tenga más de 8,3 cm. Con la contracción muscular y el ímpetu del toro se alcanzan esos casi 50 cm en ocasiones, y de manera habitual los 25 cm. "Hache" pensó en una puya de limoncillo con tope a su mitad, con lo que probablemente la posibilidad de penetración se reducía a 3-4 cm, y con lo que hubiéramos tenido lesiones mucho menores, la suerte de varas hubiera ganado en vistosidad -al tener más poder los toros y tomar mayor número de puyazos- y quizá los gustos del público hubieran seguido centrados preferentemente -o al menos en buena parte- en la medición de la verdadera bravura del toro. Ahora, con el monopuyazo asesino, me temo que nadie se fije en la suerte de varas, salvo un puñado de nostálgicos como nosotros. ¡Qué le vamos a hacer!

No hay comentarios:

Publicar un comentario