numero de visitas

sábado, 23 de octubre de 2010

FERNANDO SAVATER LO DICE BIEN CLARO




Quería hacerle dos preguntas. ¿Desde su punto de vista, usted cree que la juventud está dejando de ir a las plazas de toros por falta de emoción en la fiesta y a consecuencia de esto los antitaurinos se hacen notar más? ¿Qué quitaría y que aportaría usted a la fiesta para que fuese mas ética? Un saludo y le deseo suerte en su libro.

Puede ser. Primero, es verdad que la juventud tiene muchas ofertas de ocio. Los toros nacen en un momento donde no hay ni cine ni televisión. Cada vez más, los jóvenes y los no tan jóvenes decidimos quedarnos en casa. Excepto el fútbol, los espectáculos al aire libre disminuyen, a la gente le cuesta acudir. Los toros son una cosa muy especifica que no te puedes bajar por Internet. (Si los toros pierden trapío, los toreros respeto a las fases de la lidia, el espectáculo destinado a las revistas del corazón… pues los jóvenes lo considerarán algo para turistas). Hay una serie garantías en torno al ganado. La bravura del toro es la esencia de la Fiesta. Un toro sin fuerza y que se caiga es la negación de la Fiesta. Por otra parte, el toro bravo tiene que ser respetado, y cumplir los ritos de forma precisa. Sin exigencia, sólo irán los ignorantes.

1 comentario:

  1. Sí, bien claro lo dice: no se trata de lo que yo pueda aportar a la [mal llamada]"fiesta", sino de lo que ella me vaa aportara mí; me importan un mojón los toros, pero me voy a forrar con el libro, como buen oportunista que soy. Así pillo un poco del cacho del negocio subvencionado. Gracias a la publicidad gratuita que me hace el lobby mediático-taurino.

    El rey de la falacia se inventa un título que es una contradicción en los términos, "Tauro" y "Ética": no hay ética en la infamia taurina.

    ResponderEliminar