numero de visitas

sábado, 30 de octubre de 2010

DELINCUENTES ANTITAURINOS







'Destrozan' la ganadería de Rogelio Martí en Cataluña






EDITADO POR BASTONITO:


Un ejemplo de las hazañas que protagonizan estos que dicen ser defensores de los animales, en este caso con la firma de Juventudes de Esquerra Repúblicana de Cataluña (JERC). Qué valientes! rociando con sprays unos becerros que allí había, lástima que no hubiera por allí un semental o un toro cinqueño como el de la foto. En EE.UU. los grupos antitaurinos ya fueron declarados de carácter terrorista. Saludos!!

9 comentarios:

  1. Dos observaciones objetivas:
    1) Ningún animal resultó lastimado (no puede decirse lo mismo después de una corrida o "festejo popular")
    2) Los grupos animalistas (no hay mucho antitaurino) no -repito NO- FUERON DECLARADOS TERRORISTAS. La información se refiee a PETA; Los hechos: el Departamento de Agricultura envió una circular a los agricultores invitándoles a denunciar POSIBLES molestias por parte de PETA, con vistas a una EVENTUAL inclusión en una lista de organizaciones terroristas.
    Las manifestaciones de PETA siempre son pacíficas y, aunque llamativas, nada de violencia. Como ocurre con la inmensa mayoría de las organizaciones antitaurinas. Como dan la vuelta al mundo y llaman mucho la atención, a algunos les incomoda tanto realismo y tanta publicidad. El objetivo en este caso es claro: Pervertir el sentido de una palabra de moda que actualmente evoca miedo, como es terrorismo, para proteger los intereses comerciales de los que se lucran con la explotación de los animales, subvencionada con nuestros impuestos.

    ResponderEliminar
  2. Depende de la perspectiva con que lo mires. A mi me perturba el ánimo y me parece un acto de ejemplar cobardía pintar con sprays un frágiles animales que apenas rondan el año de edad. En cambio, enfrentarse y matar a un toro cinqueño en su máxima plenitud, rebosante de poder y fiereza, con la ayuda de un trapo y un estoque, respetando toda la verdad que dictan las normas del toreo clásico, pues me parece un acto heroico al alcance de unos pocos en el que el hombre se juega lo más grande que tiene: la vida. Como digo, depende de la ética de cada uno.
    ¿Hay algún grupo de animalistas que respete o se muestre a favor de los toros? animalistas y antitaurinos son lo mismo. La palabra terrorismo podrá tener interpretaciones equivocadas, pero el significado es claro y muy pragmático de lo que hacen estos grupos: realizar una serie de actos violentos a fin de causar miedo, perturbar el orden y la paz de la sociedad o un determinado colectivo de personas.
    Por otra parte, te serprendería saber que la Fiesta de los Toros es el espectáculo más solidario que existe y ha existido, el que más dinero ha proporcionado a personas necesitadas, enfermos, órganos caritativos, o damnificados por cualquier tipo de desgracia. De todos modos, no creas que los aficionados a toros estamos plenamente satisfechos de las utilidades que tienen los impuestos que nosotros también pagamos, por no mencionar la aportación que todos los profesionales del toreo hacen a las arcas del Estado, un porcentaje verdaderamente abusivo.

    ResponderEliminar
  3. Buen intento de seguir con el equívoco lingüístico, y de extender las acciones de unos pocos a la totalidad animalista y pacifista; menos lobos heroicos, el toro es un herbívoro en principio no agresivo, está acorralado por profesionales con años de preparación técnica (con cargo al contribuyente- las escuelas taurinas las pagaíntegramente cada diputación). Pintar unos animales (lo cual desapruebo) es mucho menos cobarde que, con todas las ventajas, convertir un bello animal en una piltrafa sangrienta y mutilada; encima nos lo quieren vender como alta cultura. Vender solidaridad tampoco está mal como estrategia: los toreros, con su globo sonda en connivencia con Sinde, se retratan pidiendo el pase a cultura (de la sangre)... para rebajar el IVA a menos de la mitad. Su contribución es la de cualquier trabajador, aunque reconozco que son pocos los que se enriquecen con este pingüe negocio(que pretenden vender como arte), que desaparecería fulmiantemente si cesara las inmorales y millonarias subvenciones a todos los niveles: del municipal al europeo, pasando por el provincial, autonómico y estatal. Imagino que los aficionados a los perros estarán muy satisfechos de que sus impuestos paguen el mantenimiento del parque valenciano donde nosotros denunciamos la brutal paliza que un ciudadano le daba a su perra. Ante el juez declaró que se quedaba siempre muy descansado después de cada paliza (no era la primera), que era suya y que hacía con ella lo que quería. Eso mismo dicen los que ahorcan galgos en nuestros bosques, satisfechos de que medio ambiente los mantenga en condiciones para seguir con su admirable tradición. Igual de descansado que se queda el "aficionado" tras jalear la tortura y sacrificio rituales y tradicionales de ese animal al que dicen amar, y todo ello con cargo al erario público. Cada cual que se pague sus vicios (gore). No con mis impuestos.

    ResponderEliminar
  4. Este no es el lugar para venir a vender esa demagogia barata tan recurrente y tan utilizada que propugna la tortura, la sangre y los asesinatos...andas un poco despistado pero esta bien que leas en esta maraña de blogs de grandes aficionados a toros, a nadie se le escapa que vuestros argumentos son consecuenca directa de una profunda ignorancia sobre la Fiesta de los Toros y, en general, sobre las exclusivas cualidades que caracterizan a la raza del bovino de lidia.
    Como bien dices, el toro de lidia es un herbívoro, pero te confundes al decir que no es agresivo, precisamente esa es la cualidad que los distingue del resto de razas de vacuno, la cual se genera en la Península Ibérica en plena Edad Media caracterizada precisamente por ese instinto agresivo, violento e irascible que en el argot taurino se denomina casta y que justamente lo hace tan especial por ser un animal herbívoro que ataca por puro instinto y no por necesidad. Doy por hecho que no me crees, lo mejor sería comprobarlo en tus carnes acercándote a tocar a unos de estos "pacíficos y pobres animalitos" cuando se encuentran en su habitat en plena dehesa, si bien ningún aficionado cabal iba a permitir semejante locura conscientes del valor que tiene una vida humana.
    No esta de mas recordar que el asesinato es una figura delictiva recogida en el Código Penal que solo tiene cabida entre seres humanos, por tanto, matar un animal jamás podría ser un asesinato, a ver si os enteráis. Los delitos contra la flora y la fauna, efectivamente protegen a ciertas especies de sufrir un agravio y una tortura real, esto es inflingir un daño prevaleciéndose de un posición superior para asegurar el fin, sin que la víctima tenga posibilidades de defenderse, cosa que no ocurre en ningún momento durante la lidia de un toro. Cualquier persona consciente de la fuerza y el peligro que entraña un toro de lidia sabe que no es tortura correr de frente y a cuerpo limpio hacia un toro para clavar los arponcillos en todo lo alto cuando uno está situado en la misma cara del animal, podréis llamarlo como queráis, pero decir que es tortura es pura difamación...está muy bien esa defensa que haces sobre el maltrato hacia los perros, yo también lo apoyo, pero en ningún caso es comparable con la lidia de un toro.

    ResponderEliminar
  5. El toro de lidia es una de las más valiosas aportaciones españolas a la zootecnia mundial. Constituye una raza única en el mundo, posee un importantísimo caudal genético (Real Decreto 60/2001 sobre prototipo racial y encastes de la raza bovina de lidia) y, lo más importante, es el gran protagonista de la Fiesta, el elemento que hace posible su exitencia. A partir de este punto aparece otra realidad de gran calibre y es que, sea cual fuere el juicio particular de cada uno sobre la Fiesta Nacional, su papel socio-económico es innegable y debe ser tomado en consideración.
    Por eso cualquier posición objetiva, sin pretensiones de realizar un juicio de valor sobre la Fiesta de los Toros, debe empezar considerando la existencia de la propia Fiesta en si, teniendo en cuenta que esta no surge como resultado de imposición alguna, sino de la propia raigambre popular. Es muy posible que estas raíces sean aún más profundas de lo que se viene suponiendo y esto explica que no hayan podido erradicarla Poderes de gran magnitud, como la Iglesia del siglo XVI, la Monarquía de Felipe II, o el Absolutismo del siglo XVIII.
    En relación a lo anteriormente expuesto hay que decir que la crianza del vacuno de lidia no es una actividad económica con arraigo posterior en el ámbito social, sino por el contrario, una manifestación originaria en torno a la cual se ha ido desarrollando una estructura económica. Dicho de otra forma, se puede asegurar que no hay una creación de demanda, sino satisfacción de esta. Se trataría pues de una actividad social que, como es lógico y dado su carácter ancestral, ha venido evolucionando a lo largo del tiempo en virtud de su propia dinámica.
    La financiación de la Fiesta es un tema controvertido que gran parte de aficionados tampoco aprueban, pero actualmente vivimos en un sistema democrático que garantiza y da especial protección a las costumbres y tradiciones del pueblo español, con especial obligación del Estado en fomentar la Cultura, según reconoce la propia Constitucion Española. No es de extrañar por tanto, que las propios entes públicos que mencionas, como propietarios de las plazas de toros y por tanto acreedores del beneficio que su explotación conlleva, sean a su vez quienes subvencionen en parte la Fiesta de los Toros. Pero no olvidemos que esto responde a la espontánea demanda del público que llena las plazas de toros, el día que los tendidos de las plazas de toros estén vacios se podrá asegurar sin dudas el fin de la Fiesta, mientras tanto mal lo lleváis.

    ResponderEliminar
  6. Los argumentos pseudoecológicos no cuelan: l presunto toro de lidia no existe, nunca ha sido descrito como raza específica, con caracteres morfológicos y psicológicos diferenciados. Las dehesas YA está protegidas por la UE; de cualquier modo, sólo el 5% están dedicadas al NEGOCIO taurino, y el mayor peligro que corren es la sobreexplotación. Las única demanda que existe es la de que los de siempre sigan obteniendo pingües beneficios gracias a mis impuestos. Lo de las plazas llenas no se lo cree nadie. Los ayuntamientos y las diputaciones regalan abiertamente entradas a los jubilados, los únicos que por rutina muestran interés, y sin subvenciones no habría corridas. En la supuesta corrida de desagravio tras la abolición pionera en Cataluña la plaza estaba mediada. Así que el negociete financiado con cargo al erario público se acaba. El delirio protaurino es en realidad una enfermedad moral y social, que hace a los que la sufren incapaces de advertir el sufrimiento del animal, y les hace inventar las excusas más peregrinas. Solamente lo llevamos mal por la nauseabunda imposición que sufrimos, que nos obliga a financiar la infamia. Pero el día que acabemos (que acabaremos) con las subvenciones, se acabará el negocio con cargo a nuestros impuestos y ese mismo día desaparecerán fulminantemente las corridas, y tanta chaladura pseudolírica y carnicera.

    ResponderEliminar
  7. En resumen: menos farfolla épico-lírica sobre las corridas: ni sabemos ni queremos ser expertos en corridas, ni sobre las andanzas de Jack el Destripador. Aunque los taurinos nos quieran vender la infamia como alta cultura, no son mejores que el de Talavera que exterminaba los gatos a tiros y los remataba a pisotones o los que ahorcan galgos. Aunque lleven un patético disfraz y medias rosas, los toreros no son mejores que los que mataron a patadas a una vaquilla en Alhaurín, y los que jalean su lenta agonía no son mejoren que los que berreaban mientras la pobre vaquilla sufría linchamiento. La historia me dará la razón e incluirá a estas excrecencias de la España Negra en la historia de la Infamia.

    ResponderEliminar
  8. LA CORRUPCIÓN, ¿BIEN DE INTERÉS CULTURAL?

    "Se impone subvencionar -más aún- a los artistas de nuestra corrupción, no dejar que la fiesta muera. Sin apoyos, estos bravos ejemplares desaparecerían. España sería otra: honesta, responsable, culta. Irreconocible, en una palabra."

    España fortalece sus tradiciones. A su vanguardia, el PP libra denodada batalla para que los toros sean declarados bien de interés cultural, patrimonio protegido por la UNESCO y anticonstitucional su prohibición. En consecuencia, ampara la fiesta en algunas de las comunidades que gobierna. Y no está solo, políticos de otros partidos y sectores de la cultura lo secundan.
    En tales circunstancias, tal vez tenga sentido esta modesta proposición: ¿y si nos planteamos consagrar la corrupción como "bien de interés cultural"? ¿No les parece a ustedes lamentable que españoles de bien sean detenidos y hasta encausados basándose tan solo en indicios y pruebas? Piénsenlo, declarar la corrupción bien de interés cultural, también de interés turístico y hasta patrimonio nacional a proteger, no tendría sino ventajas. Se pueden esgrimir sólidos argumentos que fundamenten la propuesta.

    Rosa María Artal es periodista y escritora.

    http://www.elpais.com/articulo/opinion/corrupcion/bien/interes/cultural/elpepiopi/20101127elpepiopi_5/Tes

    ResponderEliminar
  9. 'No me creeré que el toro de lidia existe gracias a que lo inmolan con arte. Es algo como si San Jorge librara a la doncella del dragón para violarla él mismo. Hace un tiempo, en defensa de la estética de la fiesta, leí en la reseña de un conocidísimo escritor taurino que: "...el público, tras pedir y ser concedidos las dos orejas y el rabo del astado, pidió que también se le cortara una pata como trofeo. El buen gusto del presidente impidió la repugnante mutilación". Vaya, menos mal, olé por la gente sensible'.

    Manuel Gutiérrez Aragón. Director de Cine. Taurino irredento.

    ResponderEliminar