numero de visitas

miércoles, 1 de junio de 2011

Afalta de pan buena son tortas




Que cosas pasan en Madrid. Resulta que la ovación de la tarde se la llevo un joven de de 85 años cuando intentaba seducir a dos buenas mozas de 25 años. Increible, desde luego como esta la juventud. Pero es lógico a falta de toros el publico busca la emoción por los rincones del coso venteño.
Como norma de la casa y para no crear malos entendidos, aquí podemos manifestar nuestra desconformidad cuando sale un toro mal o que por cualquier casualidad no da el juego esperado en ganaderías que prometen emoción. Pero lo que no toleramos ni taparemos una corrida impresentable tanto en presentación como en comportamiento. Pues bien la ganaderia que nos ha traído nuestro amigo el portugués ha sido una castaña en toda regla, pudiendo ser reflejada como tantas otras que ha traído la empresa. Con esto quiere decir que al contrario que hacen los taurinillos de mundochoto tapando lo que no les interesa, nosotros damos caña, voces y pancartas cuando la cosa va mal en todos los campos. Dispuestos todas las mafias tauromacas con la intención de masacrar ganaderías del gusto del aficionado, pues tarde llegaron porque fuimos nosotros más honrados que ellos en decir basta y masacrar las sardinas de Palhas para conseguir una par de sobreros decentes.

Las raspas de Palha, animales débiles escurridos de carnes con mas huesos que las vacas de la india. Tomaron un total de nueve varas con un tumbo, contando los sobreros que eran de Carmen Segovia y un encastado jabonero de Aurelio Hernando.

Luis Bolivar realizo cosas que es de agradecer, como poner el toro de largo y citarlo desde los medios con la muleta. No estuvo a la altura pero por lo menos lo intento, fallo en la colocación y en los aceros.

Salvador Cortes se llevo una hermosa bronca venteña al estar totalmente paralelo con sus dos toros, y dejandonos para el olvido una serie de mantazos, trapazos y vaya usted a saber. Con su segundo un animal que humillaba, también se vio sus horribles carencias agotando la paciencia del publico.

David Mora resulto el tramposo de la tarde, observen. Con su primer animal, un invalido que tenia menos emoción que el hombre del tiempo, empezo el toreo del falso valor, con arrimones y toreo de cortas distancias. Con su segundo nada pudimos ver al pasar este el telegrama al picador; “por favor matelo usted”. Oiga o viene a Madrid matar toros, o mejor nombre matador a su picador.

Destacaremos los quites de Domingo Navarro y los buenos detalles del picador Ismael Halcon.

1 comentario:

  1. El sexto fue manso de libro en toda regla y con morfología algo rara.
    Lo mejor de la tarde el abuelo, al menos el no se aburrió.

    ResponderEliminar