numero de visitas

martes, 10 de agosto de 2010

Como cuidan la fiesta los franceses


primero encastes y presentacion del ganado Moreno Silva( saltillos) y Prieto de la Cal( veragua)

la importancia de la suerte de varas, caballos mas ligeros, petos y buena ejecucion de la suerte.

El aficionado manda.

Y fomentan la fiesta sin fraudes ni trampas.

TEXTO SACADO DE TORO TORERO Y AFICION
El sábado por la mañana llegamos a Parentis justo para el sorteo. Un toro reseñado para la novillada se escobilló los pitones y fue sustituido por el sobrero, con la pertinente aclaración por megafonía al romperse el paseíllo. (Nada que ver con ocultismos, y ‘manicuras’ hechas en los corrales de Madrid, por ejemplo).
La novillada de Prieto de la Cal, con lleno en los tendidos, bien presentada, no tuvo toda la chispa y codicia que nos hubiera gustado, aunque todos los novillos se arrancaron con alegría, con más o menos fijeza, tres veces al caballo. Destacaron los novillos 1º (algo más blando y menos empleado en el caballo), 2º (con mucha fijeza pero no excesiva fuerza) y sobre todo el 6º, que aunque fue el que más apretó en el caballo, fue al que menos se le pegó.
De los novilleros decir que Javier Herrero (al que habíamos visto en Villalba dos semana antes) es joven pero con la suficiente madurez como para comprender que es mejor que ponga un bar, ladrillos o retome los estudios, o bien, si es realmente aficionado que se haga un digo banderillero, porque como novillero tiene los días contados. Luis Martín Nuñez no tiene cuerpo ni formas de torero, es desgarbado y se dobla como un cartabón. Debe preocuparse de intentar hacer bien las cosas y no de salir de cada serie dando voces y jaleando al tendido, mendigando unos aplausos. Esau Fernández es el más placeado, y así lo demostró, con una buena lidia por parte de la cuadrilla y con buenas series por le izquierdo, cortando una oreja al sexto, el mejor novillo de la tarde.
-------
El domingo por la mañana en el sorteo y apartado corría por la mente de todos el ‘run run’ de la novillada de Madrid. Las cuadrillas ‘rogaban’ que el presidente no sacara el pañuelo al segundo puyazo y los banderilleros, mozos y apoderados mascullaban acerca del trapío y seriedad de los novillos de Moreno de Silva. El miedo es libre, pero no creo que sea la actitud más adecuada antes de vestirse para torear.
Por la tarde llegó la novillada, y no se comió a nadie! Otro lleno en los tendidos y toros fenomenalmente presentados pero nada que ver con el velocísimo primero el extraordinario segundo o el hijoputa del cuarto de Madrid. Destacaron primero, cuarto y quinto.
El primero, más asaltillado y chico que el resto, recibió mucho en el caballo, al que metió bien la cara, con los dos pitones y enriñonado, y llegó a la muleta con mucha fijeza, pero poco escaso de fuerza y brío. Nuno Casquinha estuvo correcto con él, lo que no entendemos es lo que sucedió en el cuarto, el novillo más grande de la corrida y al que le vimos un muy buen pitón derecho en los lances de recibo pero con el que el portugués pasó realmente miedo.Un pitón izquierdo buenísimo con el que sólo se atrevió con ayudados. En el caballo se empleó bien, con un primer puyazo de categoría y de poder a poder. El quinto fue un novillo similar al anterior, derribando al caballo en una pelea preciosa. El Colombiano Juan Ortiz, el mejor novillero de los seis, realizó una faena de menos a más, acabando con una buena serie de naturales ajustados y con un estoconazo tirándose de frente.
El sexto fue un novillo que manseaba y no quiso pelea en el caballo. pero en un momento, Daniel Plaza, un novillero que no dejó ver absolutamente nada, perdido, sin formas y corriendo de aquí para allá, le puso la muleta por casualidad en la cara y el novillo se arrancó en tres series excepcionales.
No fue una novillada extraordinaria, pero si mucho más de lo que estamos acostumbrados a ver día a día. Se dieron 17 puyazos, alguno que otro innecesario, es cierto, al igual que los 18 del día anterior, pero todos emocionantes, y dándole la importancia al tercio que se merece, no un mero trámite o una carnicería atroz que apuntala cualquier viso de casta o bravura.
No podemos dejar de agradecer a la Asociación de Aficionados de Parentis el trato recibido, y destacar su enorme afición, conocimiento y entusiasmo para con la Fiesta, algo que hoy en día escasea. El secreto creo comprender que viene con eso de ser aficionados y empresarios, y no viceversa. Francia nos tiene mucho que enseñar, lo oímos todos los días, pero no debemos olvidarlo, no debemos porque es de justicia reconocérselo.

PD: De madrugada, regresando a casa escuchamos en la radio el sainete del Puerto de Santa María… Y nosotros veníamos enzarzados en una discusión acerca de la distancia del toro en el primer puyazo!!! Del Paraíso a los infiernos a tan sólo 1,65€ del pago del peaje-frontera con Francia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario