numero de visitas

domingo, 10 de junio de 2012

Sobre la corrida de Victorino en Madrid

Estamos percibiendo cambios en diferentes frentes. En primer lugar podemos apreciar unos toros de Victorino, noblotes, sosos, flojos y mansos. En segundo lugar una empresa que no está dispuesta a gastarse muchos cuartos en toros. En tercer lugar un público extraño, aplaudiendo cualquier cosa. Victorino envió a las Ventas una corrida muy escurrida, chica, anovillada y descastada. Tan solo de la quema podríamos librar al primero de la tarde que cumplió en varas y fue noble en la muleta. Animales flojos y descastados que tan solo tomaron cinco varas de verdad. Ferrera tuvo detalles bellos sacando el mismo el toro del caballo aunque en banderillas no tuvo acierto y menos en la muleta, escondiendo su primero que fue el más encastado. Diego Urdiales no tuvo suerte en sus dos lotes, siendo los animales más flojos y descastados del encierro. Alberto Aguilar estuvo con decisión y arrojo. Aunque no fueran estéticos los pases, estaban llenos de valor y aguante. Bien en su primero

No hay comentarios:

Publicar un comentario