numero de visitas

jueves, 6 de junio de 2013

Oreja carroñera, con un fiasco ganado de Juan Manuel Criad



Bien cierto es que la querida empresa de Madrid, no cumple ni con lo más mínimo para seguir ocupando este coso venteño.
Creo que tiene que haber alguien que esté por encima de esta impresentable y nefasta gestión, para que de una vez por todas pongan firmes a semejantes empresarios.
Primero deberíamos preguntarnos a que motivo viene que traigan ganado, tan zarrapastroso. ¿ Por qué no viene el Pilar, Fuente Ymbro, Miura?. ¿Por qué no han traído a Flor de Jara?. ¿ Y por que hoy nos meten esta mísera ganadería?.
Animales mansos a más no poder, como fue el impresentable sexto. Que busco refugio en tablas en más de una ocasión.
Muy blandos con el hierro, y bajos de casta tomando un total de cuatro varas por nueve simulacros.  Tan solo se libro de este mejunje ganadero el sobrero de González Sánchez que tuvo cierta casta y toreble por el izquierdo.
Segio Flores, es un chaval con de tauromaquia basta, muy apta para los pueblos. De poca calidad y mucho ensimismo.  De hecho, la cornada que le ha llevado a talleres es por realizar este tipo de tauromaquia. Carente del sentido de la lidia, y arrimones ante inválidos. Su tauromaquia llega a ser aburrida ante la afición Madrileña.   No carga la suerte y se retuerce en cada pase,  resulta cogido ante un ignorante arrimón.
Curro Díaz, queda demostrado que está lleno miedo, poco confiado estuvo con sus dos lotes. Toreando fuera y con precauciones.  Tampoco los animales pusieron de su parte, pero algún muletazo si hubiera sido aprovechado.
Uceda Leal, paseo una oreja muy pero que  muy carroñera. Apenas sin fuerza ante un público de  que pueda venir de balde o de escasos festejos.
Mal y con mucha desconfianza ante su primero. Un animal noble y sin apenas emoción. Con el toro de la oreja, saco unos pases sueltos y sin rematar. Subiendo la mano al termino de cada muletazo. Buen pitón izquierdo tenía el animal, que con disimulo fue cabiendo Uceda de terrenos para ocultarnos al ejemplar.  Oreja sin protestas por la espada.
Con su impresentable y último toro de la tarde, apenas tuvo opción ya que la afición venteña pido que lo despachara antes de tiempo.
Mala retirada la de Manuel Muñoz Infante, por su pésima actuación al pasar semejantes  dos impresentables animales.



No hay comentarios:

Publicar un comentario