numero de visitas

martes, 1 de noviembre de 2011

RECTIFICACIONES DE BUENA FE




Para nada vamos a realizar una crítica negativa a quien redacta unas crónicas taurinas en el periódico mensual de nuestro pueblo el Tiemblo. Mejor dicho vamos alabar su generosidad a su dedicación altruista regalando supuestamente su tiempo libre.
Simplemente realizaremos unos pequeños comentarios rectificativos siendo estos de buena fe e intención.
Empezaremos con un retoque rectificativo en la corrida de Adolfo Martin. Comenzamos por la terna; Cambiamos a Joselillo por Rafaelillo que fue el actuante, Antonio Barrera y Serafín Marín. Si nos guiamos por pésimos periodistas y malos comentaristas podemos caer en la equivocación. Maticemos el ganado de Adolfo Martin Jesús Heras (escritor de la crónica taurina del periódico Mes a Mes de El Tiemblo) dice; Ganado bien presentado peri sin raza ni clase. Bueno pues hasta ahí todo correcto. El ganado tuvo una excelente presentación pero no tuvo esa clase domestica, amaestrada, noblota y carretona. De la raza lo cambiaríamos por CASTA que bien se pudo comprobar en primera persona que fueron animales duros MUY DUROS, tomado 12 varas todas ellas en el espinazo y algunas barrenando con más de 16 entradas, aportando emoción que varios toros fueron ovacionados en el arrastre. Para poner un ejemplo podemos destacar el toro Aviadorito lidiado en primer lugar tomando cuatro varas de campeonato y llegando franco a la muleta donde Rafaelillo estuvo voluntarioso.
Es cierto que los toros mansearon de salida, pero todos murieron con la boca cerrada sobre todo el primero después del intento de asesinato.
Quizás la nota negativa la pusieron los dos toreros restantes porque toros había:
Antonio Barrena no está ni para torear al lado de Cayetano en una portátil. Con sus dos toros noblotes, toreo en el alivio o mejor dicho a la pala del pitón y muy andarín.
Serafín Marín estuvo apático sin ganas con melancolía, perdiendo pasos dubitativos con miedo. Quizás lo de Cataluña le esté pasando factura y vaya camino de una depresión. Pero otra forma de luchar esta en el ruedo y con TOROS.
Dejando al lado la de Adolfo pasamos al otro extremo a los toros o mejor dicho los medios toros de Cuvillo. Recordemos ese toro llamado Arrojado que fue el de la tarde del indulto y que en Madrid hubiera pasado como novillote. Para que se produzca un indulto el animal además de tener una excelente presentación tiene que cumplir en los tres tercios y no solo en uno como hizo este. Respecto a la regularidad de sus toros, podemos matizar en primera persona la penosa presentación que está trayendo a Madrid estos últimos años. Podemos matizar que estos toros tienen ese fondo y esa duración en la muleta porque no se les PICA.
Muy acertado es el balance que hace Jesus Heras sobre la ganadería de Herederos de Celestino Cuadri. Animales con casta y exigentes al no perdonar las cosas mal ralizadas en su lidia. Podemos argumentar de ese gran de nombre Aviador toro castaño lidiado en tercer lugar en la feria de San Isidro cuya muerte correspondía a Alverto Aguilar siendo formando un huracán en sus arrancadas. Bien nos podría regalar el querido concejal una buena novillada de esta prestigiosa ganadería y dejarnos ya de tanto Fernando Peña y toros bajo la sospecha del afeitado.
Para añadir un inciso agradecer de nuevo al cronista su dedicación y su buena intención al abrir un especio en el periódico semanal dedicado a la fiesta de los toros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario