numero de visitas

lunes, 21 de noviembre de 2011

TAURODELTA


Conceder la gestión de la plaza de toros de las Ventas una vez más a Taurodelta es como empujar a un precipicio a toda la tauromaquia, incluyendo guiris, autobuseros y ha algún curioso y malogrado personaje que de manera traicionera es estafado en el coso venteño.
¿A caso semejante empresa merece dicha explotación?
Llevamos años padeciendo el virus Isidril .Dicha enfermedad consiste en amargarte el mes con un recital de festejos insoportables sumando una dosis de ganaderías de lo mas rabioso del campo bravo.
Sería insoportable aguantarlos otra vez más, a base de gritos, reivindicaciones, pancartazos y algún que otro alboroto.
Semejante empresa tiene difícil acogida entre los aficionados y si muchos partidarios antitaurinos, haciendo daño desde el mismo centro taurómaco.
Por lo cual es de inmediata reflexión el tipo de medidas para que siendo esta empresa una vez más torturadora de esta plaza, tengan mayor eficacia.
Rescatando una reivindicación del año 1851 en la cual se manifestaban los aficionados de la plaza de toros de la puerta de Alcala de forma económica. No estaría de más preparar unos días de huelga de tipo económico si esta empresa o dichas empresas que sigan el ejemplo fueran elegidas.
Llegando a una conclusión quizás sea este el punto más débil; LAS PERRAS.

No hay comentarios:

Publicar un comentario