numero de visitas

jueves, 28 de febrero de 2013

El toro moderno y el triunfo de Victorino en Valdemorillo




Es hora de ir al grano y coger al toro por los cuernos y comprender de una vez por todas que nos están metiendo gato por liebre o en este caso borregos  por toros.
Como es de costumbre y siempre que analizamos cosas del presente, tenemos que remontarnos al pasado, y en este casa a la evolución que nos ha y ido dando el toro de lidia.
Parece ser que de un animal fiero, arisco, peligroso, unas veces manso otras veces bravo pero siempre con casta, ha ido evolucionando en la mayoría de las ganaderías  a un animal débil, enclencle, flojo, soso y bobalicon.
Para hacernos una idea de cómo era antes un toro, tomamos un ejemplo  un toro de miura de 1863, de nombre Saltador que toma veinte varas, hiriendo en la cabeza al picador Bruno Azaña y pegándole una cornada a Antonio Calderón. Incapaz de acabara con el  Julián Casas tiene que rematar al animal con la media luna.
Pues en los toros en pasadas épocas se vivía emoción, miedo, pasión y todo aquello lo ofrecía el toro.
Ahora todo es distinto, el animal  que habitualmente sale por los ruedos es una especia de simulacro de toro de lidia o una imitación del mercado chino. Mas que emoción da lástima con su infinita nobleza, que le hace ser un siervo a los pies del torero.
Es un animal sin querencias, apenas desarrolla sentido, de ahí viene la infinidad de mantazos que el bicho admite.  Apenas es picado, y siempre cuidándolo como habitualmente hace el Juli.
Por eso se dice que cuando aparecen las figuras el toro desaparece y por lo cual se cambia el dicho;  ¿a dónde va usted? Pues a ver los toreros.
Un claro empleo lo hemos tenido en la feria de Valdemorillo. El primer día tuvimos un encierro de Juan Padre Domecq que apenas lleno un cuarto de plaza.
Allí se dieron animales extraños, raros, débiles y aborregados. Sin apenas malicia, que al final desembocaron en una especie de castigo insoportable para todo aquel que paso por taquilla.
Al día siguiente todo cambio, salieron Victorinos y estos animales siempre traen algo. Con un casi lleno se dio una corrida interesante. Saliendo al ruedo toros de distinto comportamiento y con sus complicaciones, pero todos con casta.  Dando lugar a una  interesante corrida que desemboco en el triunfo de Fernando Cruz.




No hay comentarios:

Publicar un comentario